Ficha Sociedad Francesa

Esta ficha de información ha sido creada por la Sociedad Francesa de Cirugía Estética como un complemento a vuestra primera consulta, para tratar de responder a todas las preguntas que Usted pueda formular. El objetivo de este documento es de aportarle toda la información necesaria e indispensable para permitirle tomar su decisión con perfecto conocimiento de causa. Es aconsejable de leer con gran atención.

Definición Objetiva y Principio
Las blefaroplastias son intervenciones quirúrgicas estéticas de párpados que tiene por objetivo suprimir el exceso cutáneo, que sea hereditario o a cusa de su edad.

Ella puede concernir únicamente los dos párpados superiores o inferiores, o los 4 párpados al mismo tiempo. Una blefaroplastia posiblemente realizada de forma individual o estar asociada a otra intervención de cirugía estética de la cara (lifting frontal, lifting temporal, lifting cervico facial) o asociada a una terapia médico-quirúrgica (láser, peeling). Estos actos pueden estar realizados durante la misma cirugía o durante un segundo tiempo operatorio.
Una blefaroplastia propone corregir los signos de envejecimiento presente a nivel de párpados y de reemplazar el aspecto "cansado" de la mirada por una apariencia más relajada y tranquila.

Las causas más comunes son las siguientes:

  • Párpado superior pesado y caído, con un exceso de piel formando un pliegue más o menos marcado.
  • Párpado inferior hundido y envejecido con arrugas horizontales secundarias al relajamiento cutáneo.
  • Hernias de grasa responsables de las "bolsas bajo los ojos" a nivel de párpados inferiores o de párpados superiores edematosas.

La intervención va a corregir este defecto de manera durable, suprimiendo de forma quirúrgica los excesos cutáneos musculares así como las protrusiones de grasa. Esto claramente sin alterar la función esencial de los párpados. La intervención, practicada de forma común en el hombre como en la mujer, y correctamente realizada a partir de los 40. Sin embargo, es a veces realizada, de forma más precoz, cuando los defectos son constitucionales (factor hereditario) y no asociado a la edad, como por algunas bolsas de grasa.

Antes de la Cirugía:
Un interrogatorio seguido a un examen de ojos y párpados será realizado por el cirujano a la búsqueda de anomalías que puedan complicar la intervención, incluso contraindicarla. El médico anestesista será visto en la consulta o 48 h. antes de la intervención.

Ningún medicamento que contenga aspirina no deberá ser tomado 10 días antes de la intervención. En función del tipo de anestesia, debe estar en ayunas 6 horas antes de la intervención.

Tipo de Anestesia y Modalidades de Intervención
Tipo de anestesia:
Tres procedimientos son posibles:
Anestesia local.
Anestesia local, asociada con tranquilizantes administrada por vía intravenosa.
Anestesia general clásica, durante la cual Usted duerme completamente.
La elección entre las diferentes técnicas será el resultado de una discusión entre Usted, el cirujano y el anestesista.

Modalidad de Hospitalización:
Habitualmente la intervención se practica de forma "ambulatoria", es decir en hospitalización del día, con una salida autorizada el día mismo después de algunas horas de vigilancia.

Sin embargo en ciertos casos una corta hospitalización es preferible. El ingreso se realiza en la mañana y el alta es autorizada el día siguiente.

La Intervención
Cada cirujano adopta una técnica que es propia y que el adapta a cada caso para obtener el mejor resultado. Sin embargo, podemos retener principios básicos comunes:

Incisión cutánea:



Párpado superior:
Las cicatrices son disimuladas en el sillón del párpado, entre la parte móvil y la parte fija del párpado.

Párpado Inferior:
Las cicatrices son ubicadas 1 a 2 mm bajo las pestañas, y pueden ser prolongadas hacia fuera.
El trazado de las incisiones corresponde claro a la ubicación de futuras cicatrices, que serán entonces disimuladas en los pliegues naturales.

Remarca:
Por los párpados inferiores, en caso de bolsas individuales (sin exceso de piel a retirar), podemos realizar una blefaroplastia por vía intraconjuntival, es decir utilizando incisiones ubicadas al interior de párpados y sin dejar entonces ninguna cicatriz visible en la piel.

Resección:
A partir de estas resecciones, las hernias de grasa inestéticas son retiradas y el excedente de músculo y de piel relajada es suprimido. En este estado, numerosos refinamientos técnicos pueden ser aportados.

Suturas:
Ellas son realizadas con hilos muy finos habitualmente no reabsorbibles (se deben retirar después de algunos días).
En función del cirujano, del número de párpados a operar, de la amplitud de los mejoramientos a efectuar y de la necesidad eventual de gestos complementarios, la intervención puede durar 1 hora y media a 2 horas.

Después de la Intervención:
Seguimiento Operatorio
No existe verdadero dolor, pero eventualmente un ligero malestar con una sensación de tensión de los párpados, una ligera irritación de los ojos o algunas alteraciones visuales.
Los primeros días, debe reposar al máximo y evitar todo esfuerzo violento. Los seguimientos operatorios son esencialmente marcados por el aparecimiento de un edema y equimosis que son variables de un paciente a otro.

Observamos a veces durante los primeros días una imposibilidad de cerrar totalmente los párpados, o una ligera separación del ángulo externo del ojo, no hay que inquietarse de este signo que son en regla general rápidamente reversibles.
Los hilos de sutura son retirados entre el 3 y 6 días después de la intervención.
El estigma de la intervención va a desaparecer de forma progresiva permitiendo un retorno a la vida socio profesional normal después de algunos días.
Las cicatrices pueden quedar un poco rosadas duran las primeras semanas, pero el maquillaje es rápidamente autorizado (habitualmente desde el 7 día).

El Resultado:
Un tiempo de 3 a 6 meses es necesario por apreciar verdaderamente el resultado.
Es el tiempo para que el tejido encuentre toda la flexibilidad y que las cicatrices hayan desaparecido.
La intervención permitir mantener el relajamiento cutáneo y suprimir las hernias grasas, rectificando así el aspecto de envejecimiento y cansancio del rostro.

El resultado de una blefarplastia es por regla general uno de los más duraderos de la cirugía estética. La ablación de "bolsas" es prácticamente definitiva, y estas últimas no recidivan habitualmente nunca. La piel por el contrario continúa a envejecer pero es raro planificar una nueva intervención antes de una docena de años.

Las Imperfecciones de los Resultados
Ellas pueden resultar de un mal entendido concerniente a eso que razonablemente podemos esperar. Netamente por hundimiento de la frente y caída de las cejas que no pueden ser corregidas sino por un lifting fronto-temporal. Ellas pueden también ser ocasionadas por una reacción tisular inesperada o por un fenómeno cicatricial inhabitual.

Estas imperfecciones pueden ser corregidas por un pequeño retoque que se realizará en la mayoría de veces bajo anestesia local, a partir del 6 mes de la intervención oficial.

Finalmente no hay que sobrevaluar los riesgos, pero simplemente tomar consciencia que una intervención quirúrgica, igualmente simple, contiene siempre una pequeña parte de riesgo.

La visita a un cirujano calificado, les asegura que existe la formación y la competencia obligatoria para saber evitar las complicaciones, o tratarles eficazmente si ellas llegan a estar presentes.

Las blefaroplastias son intervenciones quirúrgicas estéticas de párpados que tiene por objetivo suprimir el exceso cutáneo, que sea hereditario o a cusa de su edad.
Ella puede concernir únicamente los dos párpados superiores o inferiores, o los 4 párpados al mismo tiempo. Una blefaroplastia posiblemente realizada de forma individual o estar asociada a otra intervención de cirugía estética de la cara (lifting frontal, lifting temporal, lifting cervico facial) o asociada a una terapia médico-quirúrgica (láser, peeling). Estos actos pueden estar realizados durante la misma cirugía o durante un segundo tiempo operatorio.
Una blefaroplastia propone corregir los signos de envejecimiento presente a nivel de párpados y de reemplazar el aspecto "cansado" de la mirada por una apariencia más relajada y tranquila.